sábado, 4 de agosto de 2012

A LA RICA MESILLA SUECA


-Creo que la salida es esta
-Es fácil, lo pone en el letrero- replica Benuchi mientras Glutth contrae el rostro para leer el cartel de la autovía- ¿por que no te pones las gafas de vista, y así no tendremos que preocuparnos de llegar a Albacete en vez de ir a Murcia. Además es más seguro...
-¿Que dices? pero si veo perféctamente y tengo un sentido de la orientación per-fec-to. Lo de aquella vez en los alrededores de Toledo, fue por culpa de los viales, que no estaban bien señalizados- se justificaba Glutth mientras se acercaba al mastodóntico edificio de IKEA
-Claro, claro...y por eso terminamos en Portugal...estate atento que enseguida viene la entrada al parquing cubierto...¿Será de pago?
-No sé... no tengo ni "IKEA"-contestó Glutth riéndose de su propia broma y mirando de soslayo a Benuchi a la espera de provocar el mismo cómico efecto...pero en vez de ello, Benuchi puso los ojos en blanco y negó con la cabeza incrédula del poco ingenio, brillo o seso en general que tenía su pareja.


    Minutos después habían estacionado en los pilares rojos letra C del aparcamiento. Habían desembarcado a la bebé a su carrito y marchaban hacia el interior de la tienda
-A ver si recuerdas esta vez donde has aparcado, que la ultima vez tubimos que dar mil vueltas con el carro cargado hasta los topes- insistía ella.
-Lo hice a cosa hecha cariño, necesitabamos hacer un poco de ejercicio. Además he aparcado en los pilares rojos letra  "C"...y para que no se me olvide imaginare un enorme cerrojo en dicho pilar...
-¿Un cerrojo? ¿Tu estas tonto?
-Noooo es un recurso mnemotécnico... imaginarme un cerrojo me traerá a la cabeza después el "C-ROJO"... pilar "C" fila en "ROJO", o ROJO C...¿lo pillas?
-Si ya veo que es mejor que utilices muchos de esos trucos "MEMO" "TECNICOS", por que si no vamos apañaos. Y por favor compórtate esta vez en la tienda, no me hagas pasar vergüenza- decía Benuchi mientras empujaba el carrito hasta la entrada del ascensor, el cual se abrió entrando los tres en su interior. La puerta se cerró tras ellos y Glutth se entretuvo viendo los pucheritos que hacia el bebe y poniendole caras payasas. Pasados unos segundos Benuchi preguntó:
-¿No has pulsado el botón para subir?
-No...¿hacia falta?...pensaba que este ascensor era de esos inteligentes que automáticamente te suben al piso de arriba y después vuelven a bajar según detectan que entre alguien o salga.
-Si que va a ser inteligente...es igual de inteligente que tú- contestó la mujer mientras pulsaba el botón de subida al primer piso.

    Al entrar en la macrotienda se encontraron enseguida con una zona de sofás y muebles de salón. Como no Glutth no pudo aguantar la tentación de lo que parece un ritual para él  cuando va a IKEA. Siempre roba un buen puñado de esos lapiceros pequeños y afilados que sirven para tomar nota de los muebles que quieren llevarse.



-¿Que haces? ¿Ya estamos otra vez?... no cojas tantos lapiceros, con uno o dos nos sobra...
-Ya cariño, pero es que les pueden hacer falta a nuestros hijos para pintar o dibujar el día de mañana.
-En casa tienes unos tres mil doscientos lapiceros de Ikea, y unas doscientas cintas métricas de papel que siempre dices que nos pueden ser útiles pero que nunca usas. ¿Quieres dejarlo ya?
-No puedo evitarlo cariño es como cuando el buffete libre del hotel de los baños de Archena. No todos los días estas en sitios que te dejen coger lo que quieras, además en este sitio siempre me están tentando con sus lápices y los libros en sueco.de las estanterías.
-Eso es otra. Esos libros son atrezzo de la decoración de los stands que se montan aquí. No son para que te los lleves como los lapiceros...eso que haces es "mangar"- dijo bajando el tono de voz y apretando los dientes enfadada- Además hace meses que tienes sobre la mesita un ejemplar de "Den upphettade katt"... y otros libros con títulos igual de raros Glutth, tu no sabes leer en Sueco...
-Pero tengo buena cabeza para aprender...
-...tienes buena cabeza para usarla de bola de cricket- contestó Benuchi con el tono muy bajo, apenas audible y la boca entrecerrada.
-Perdón amor...¿Que dices?


-Nada...no te llenes más los bolsillos de lapiceros que están muy afilados y si te agujerean el bolsillo me toca arreglarlos a mi.
-Descuida me los he puesto todos con la punta hacia arriba...¡Oh mira!...¡el precioso sofá "RANBUJ"!... ¡Tengo que probarlo!- exclamó Glutth sentándose en el acolchado mueble de golpe. Algo debió suceder; fué como un resorte, se sentó y de repente se estiró contrayendo la cara mientras gritaba y caía al suelo rodando-¡Aaaaay!...¡Aaaaaayyyyy!
-¿Glutth que te pasa?
-¡Mierda! me he clavado los lapiceros en la ingle... ¡Que daño más grandeee!

    la gente se arremolinó en torno a Glutth y Benuchi empujó el carrito de bebés fuera de la escena haciendo como que no conocía a aquel hombre. De los bolsillos del dolorido Glutth manaban lapiceros, y este ante el inesperado público no hacía más que decir:
-¿Como habrán llegado ahí?



    Minutos más tarde Glutth encontró a Benuchi observando los espejos de pie "KRABB" a 9,90 la unidad. Dichas piezas son planas pero tienen un corte ondulado. Glutth, coqueto, se plantó frente a uno pero la buena vida había hecho estragos en su figura, con lo cual su imagen se salía por las ondulaciones. Entonces trató de ponerse de perfil. Al ver que también se salía por los lados, intentó adaptar su cuerpo a las curvas del mueble  ondulando pies, rodillas, cadera, meter barriga, sacar pecho, echar cabeza atrás. Estaba alli...era un ser ondulado de 41 años mirándose de perfil en el espejo. Era un espectaculo sublime.
-¡Mira amor!, debe ser como una especie de ejercicio, pero he encontrado el modo de mirarme en este espejo. ¿Amor? ¿Benuchi?...¿Pero donde te has ido?-

-¡Glutth! he encontrado las lámparas "JANJOSK" que necesitamos para nuestras mesitas...
-No se si me gustan
-¡Ya estamos! ¿que sucede?-dice Benuchi con cara de paciencia sujetando el carrito
-Nada que son alargados y flexibles y se doblan y tienen esa forma...
-Tienen que ser blandas para que no rompas ninguna más, es que no se como...¿Y que forma tienen, que te incomoda tanto?
-Pues tienen...forma de.... glande
-¡Eres más burro!, ¡La lampara no parece un pene!...y nos las quedamos.
-Lo que tu digas.

   En ese momento la bebe comienza a lloriquear.

-¡Vaya! ya le va tocando comer-comenta Benuchi
-¿Que dices?  lo que pasa es que está incomoda por que el aire acondicionado esta muy fuerte- dice Glutth agachándose  sobre el carrito y recogiendo al bebé el cual deposita sobre su pecho y hombro izquierdo- ¡COMO ESTA MI POPOTILLAAA!- exclama sacudiendo levemente a la criatura; a lo que esta contesta vomitándole encima de la camisa la ultima toma de la tarde al completo. A continuación la lactante exonerado su pequeño estomago y en respuesta a su vacuidad, comienza a berrear estridentemente a una nueva busqueda de "teta".
-Será mejor que me la lleve a la cafetería y le doy de comer. Tu límpiate eso con estas toallitas y quédate en la sección de decoración, elíjeme unos portavelas y algunos cuadros para el salón. ¿De eso si que me puedo fiar que lo hagas bien no?
-¡Por favor Benuchi...lo dices como si estuviese haciendo todo mal, y metiendo la pata constantemente-. La  mujer se pisó la lengua cogiendo al bebé, y desapareció rumbo a la sala de lactancia de los baños.

    Al perderse de vista Benuchi, Glutth se giró para volver a la sección de lamparas para ver un modelo distinto del elegido por su partennaire, con tan mala pata que tropezó con un fleco levantado de la alfombra de imitación persa "SALADINEJK"", y cayó de bruces sobre el cristal del escritorio "JOMBAK", el cual se partió en dos trozos lanzando por los aires un falso teclado de ordenador de atrezzo de la tienda, que se estampó en la sien de una septuagenaria que era conducida por su hija en una silla de ruedas. Esta distraída totalmente del accidente, observaba distintos tipos de sillas y le preguntó a la anciana:
-¿Que te parece esa mecedora mamá?, tiene un diseño clásico y puede ir bien en tu salita de estar ¿No crees?.¿Mamá?...¿Mamá?...ya te has vuelto a dormir- le decía la mujer a su noqueada madre.

    Benuchi a lo lejos había oído el alboroto y el estrepito, y supuso en seguida lo que había pasado; así que aceleró la marcha, maldiciéndose por su poca fortuna al elegir pareja. La gente se volvió a arremolinar en torno al nuevamente caído Glutth. Unos decían "es el de antes", otros decían "estará borracho",y otros decían "es una broma con cámara oculta"...



   Tras elegir el portavelas "Hagrang" y tener un conflicto con los de seguridad por un cuadro roto en la sección de decoración, Glutth se reunió con Benuchi en la cafetería donde la niña -que había terminado de mamar- sufría los golpecitos en la espalda de rigor, hasta que por fin se escuchó el ansiado "BROOOP" -más propio de un camionero que de un bebe- que anunciaba que ya no le quedaban gases en su tripita.
-¡Ah!¿Ya estas aquí?; ¿Podías acercarte y traer algo de merienda?.
-Claro mi amor, ahora mismo-dijo Glutth yendo al buffette desde donde trajo algo de fruta en macedonia para Benuchi, y un plato de albondigas, otro de macarrones a la parmesana, otro con medio pollo, y una porción de tarta de chocolate con queso noruego, todo ello para merendar él. Claro está, si pagas la bebida puedes recargarla todas las veces que quieras, asi que en el servidor de refrescos Gluthh se expendió durante su merienda nueve coca-colas, un refresco sueco de arándanos, y dos Fantas light -para no cargar mucho las calorias de la merienda-. Benuchi no podía creerse lo que veía, asi que le pregunto sarcásticamente al terminar:
-¿De verdad no quieres comer nada más?
-No gracias cariño he de hacer hueco que dentro de un par de horas hay que cenar...

     Posteriormente en la zona de almacenaje recogieron el material seleccionado. Una desagradable casualidad hizo que una pila piramidal de soportes "GROSËN" para cuchillos, cayera sobre Glutth al coger uno este para su casa. A partir de ese momento un agradable vigilante de seguridad acompañó en todo el resto del trayecto por la tienda hasta la salida a nuestra feliz familia, no sin antes pescar de debajo de la  camisa de Glutth, el libro "DEN KLEPTOMAN" que al parecer se había caído hasta allí desde una estantería de la sección de muebles de salón.

    Y eso fue todo. Salir del parquing a la carretera en medio de un atasco de tráfico, cuando uno se ha tomado doce refrescos sin ningún aseo cerca, trajo nuevas incidencias a este un día normal en la familia de los Eohgord..., pero esa ya es otra historia.

Glutth Eohgordo.







miércoles, 6 de junio de 2012

¿Quien se ha chivado de Urdangarín?

¡Toc, toc, toc!.........................¡Toc, toc, toc!.........................¡DING DONG!.........................¡DING DONG, DING DONG, DING DONG!
-¿Quien es?- se oye una voz chillona, enmascarada en un ruido de ducha desde el interior de la casa.
-¡Técnico del gas...señor!
-¡Un momentooo...que estoy en la ducha!.-El ruido de agua cesa y después de algunos segundos abre la puerta confiado Glutth Eohgordho con gorro de baño, una toalla a modo de pareo y espuma por el cuerpo...- Me han cogido un poquito mal...¡UN MOMENTO!¡USTEDES NO SON LOS DEL GAS!...-Los dos hombres vestidos de coloridos pajes reales del siglo XV con sendas porras de madera , empujan la puerta y se adentran en el apartamento, haciendo trastabillar a Glutth que cae hacia atrás perdiendo la toalla y mostrando lo que escondía debajo -debidamente oculto tras un rectangulito negro que acompañará a Glutth durante toda esta historia-. ( perdón por el inciso, la censura me obliga a poner lo del rectangulito NEGRO en el texto, o a declarar el blog como de contenido para mayores de 18 años).

 Los hombres cierran la puerta tras ellos y cogen a Glutth del cuello.
-¡Dinos donde tienes los papeles!- le increpan mientras este se les resbala cayendo al suelo por culpa del jabón,  y tienen que volver a agarrarlo...
-Pero...un momento... vosotros sois....¡LAS SOTAS DE BASTOS!

-Somos de la Casa Real, si...¿se nota?...por que no debería notarse, ya que somos del servicio secreto -Dice  el de las mallas azules ajustadas dándole un trompazo a Glutth quizá para intimidarle, o quizá por envidia, dado que visto el tamaño del rectangulito negro que luce, las mallas ajustadas le irían mejor a Glutth.
-¡AAAY!...¡Un momento por favor!.... ¿de que papeles me hablas?
-Ya sabes...de los documentos del Duque de Palma que les has prometido a la pasma
-¿Que yo he prometido que? ¿Yo no he prometido nada ¿De que me habláis?
-No te hagas el tonto, ¿Que pasa? ¿Te daban poco por contrato?...¡TOMA!- dice la sota mientras le da otra trompada
-¡Un momento, un momento!...es cierto que yo era el que menos cobraba, pero yo no he denunciado nada ni me he ido de la lengua
-¿Como que no? entonces... ¿QUIEN SE HA CHIVADO DE URDANGARIN?
-¡Yo no, lo juro!- el otro paje le suelta un porrazo en el estómago.
-¿Ah no? y por que le inchaste un ojo a nuestro soberano?
-Fué sin querer, ya le dije que cuando jugáramos al billar no se pusiese detrás a mirar si he alineado bien el taco. Pero Juan Carlos es muy cabezón y....- el del servicio secreto le da otro puñetazo y le hace callar.

-¡Su Alteza Real para ti! vulgar chupatintas, o a ver si resulta que eres uno de esos...ANTIMONÁRQUICOS. Y sabemos lo de las bromas a las Infantas...que si Infanta de naranja, que si Infanta de limon. Lo pagarás caro- le espeta el del basto verde abriendo su recámara y metiendo un cargador en la cachiporra. A continuación enrosca un silenciador en la punta del basto, mientras mira a Glutth con una sonrisa perversa.
-Bueno, creo que ya está bien de cháchara. Es obvio que no quieres colaborar y darnos los documentos incriminatorios que ibas a ceder a esos polis republicanos. Glutth enmudece congelado con los ojos exorbitados. El agente secreto de la casa real blande su garrote y...
-¡Esta bien hablaré!...yo no quería traicionar al Duque...pero él consiguió todos esos negocios gracias a la gente que yo le presenté...gracias a mis contactos...yo le presenté a la Encarnita, la que tiene un puesto en la plaza del mercadillo; le presenté al Tomasín el de los cupones de la D.O.C.E., a la Jessy y al Jhonatan y a toa la familia Cortés.....y después la avaricia le hizo dejarme al margen de los negocios y pagarme así...viviendo en la indigencia en este misero apartamento en la playa de ochocientos metros cuadrados y que no tiene pistas de padel..... únicamente piscina climatizada y jakuzzi...me dejó tirado como un perro sin un hueso...asi que...aqui tengo los contratos incriminatorios...-dijo señalando hacia el interior de la vivienda
-Okey...camina pero sin hacer movimientos raros-dijo el agente temiendo en realidad que se le cayera el rectangulito negro a Glutth, ya que ello le hacía sentirse muy inseguro.
    Glutth anduvo hacia el interior del cuarto de baño y de un aparador sacó unos contratos redactados a bolígrafo en papel higiénico
-Pero ¿esto que es? es papel de limpiarse el...
-Es que siempre hacíamos tratos cuando estábamos en la letrinas del club social de.... además al final él dijo que con los contratos se limpiaba el culo si le daba la gana, que para eso era Duque.
-Pues mira lo que hago yo con los contratos- dice el paje arrojándolos al water y tirando de la cadena- y ahora ha llegado por fin la hora
-¡Un momento! ¿Me vais a liquidar? os he dado lo que queríais...y Juan Carlos es coleguita mio...perdón "su majestad" ¿Con quien va a jugar al billar y al Mus?...no podéis liquidarme...
-Es cierto.... además llegamos tarde y nuestro enlace nos espera en "BARAJAS"..-le dijo uno al otro
-Muy bien camarada, pero este no se irá de rositas  -así que ambas sotas se miraron serios poniendose de acuerdo, y de repente comenzaron a corear repitiendo al unisono y con soniquete infantil una y otra vez  "CHIVATO....CHIVATO....TIENES CULO DE PATO", mientras daban vueltas bailoteando alrededor de Glutth; tortura esta que le retrotrajo a su atormentado periodo escolar...despertando la locura y sufrimiento propios de Trastorno de Estres Postraumático que sufre todo prepuber enclenque pasto del bulling,  matones de patio de recreo, y de las mofas del resto de NIÑOS...AAAAH NIÑOS, esas crueles comadrejas.

Continuará....bueno,  mejor que no.

Glutth Eohgordo

martes, 20 de diciembre de 2011

Las guerras Clown


    Amadeus Pocachichester Clown avanzaba con rígidas zancadas y andares gansunos, con sus zapatones verdes de la talla 63. Recorría la alfombra de rombos de colores, seguido por su corte de ministros y prebostes de forma presurosa y apurada hasta el final de la gigantesca carpa. Vestía con orgullo su guerrera de rayas rojas y azules, sobre la que exhibía una flor de melocotonero austriaco acompañadas de tantas condecoraciones circenses, que llegaban desde su pecho hasta la cintura. Hoy había tenido suerte y los pantalones que vestía le llegaban un poco más abajo de la rodilla, no como la última vez que su auxiliar de cámara le había dado unos de su talla y eso impedía que se viesen sus calcetines de barquitos rojos con peces. Para coronar su imponente aspecto cubría su cabezota con un sombrero militar tamaño lactante, que dejaba asomar sendas mechas color pomelo sobre sus achimpanzadas orejas. 
    La población formada marcialmente a los costados del pasillo VIP, alzaba el brazo derecho mecánicamente al paso de su  Führer Amadeus P. Clown, gritando ¡Hail Clown!. Éste adoptando su rictus de eterno disgusto, les devolvía el saludo sin mirar a nadie. Llegó al final del recorrido donde alzándose un telón, mastodóntico, se veía  un escenario, con un gran atril en el centro. A su alrededor unos cortinajes rojos exhibían el anagrama en negro sobre blanco del molinillo de feria,  símbolo del partido que tanto respeto inspiraba en toda la Comiconia. Todo el decorado, lo coronaba un gigantesco ganso dorado que sujetaba  un huevo de pascua -pintado a la mexicana- entre sus palmípedas patas.
    Clown  subió al estrado instalado en el escenario con tan mal tino,que su zapato se enganchó en el escalón haciéndole caer por el suelo, la comitiva que le seguía, tropezó con él, rodando también por el escenario todos. La masa estalló en carcajadas, y los ministros Clown, tras levantarse rápidamente, reaccionaron de distintas maneras: unos auxiliando a su líder a recuperar la compostura, otros haciendo sonar una bocina de trompetilla enrollada mientras daban saltos frenéticos, otros repartían cachiporrazos entre el público y  los últimos repartían globos alargados con forma de perrito, mariposa o máquina de escribir de caracteres cirílicos.


    El público se fue silenciando en la medida en que el líder tomó posesión del estrado e iba mirando uno a uno a los miles de asistentes, pues era de todos sabido que sacaba su libreta de puntos negativos ,donde anotaba los nombres de los que hablaban , se reían o tosían durante sus discursos. El preboste se puso a hablar haciendo violentos aspavientos con los brazos y sus manos enguantadas.
-¡Queridos conciudadanos!, payasos y payasas, cómicos, bufones, títeres y marionetas- dijo para aquel enorme auditorio lleno de narices de plástico rojas y redondas, pelucas de colores, ojos en cruz o de cejas mega arqueadas, maquillaje blanco, zapatos realizados por astilleros navales e indumentarias estrafalarias y coloridas
-...hace tiempo que los dirigentes de nuestros vecinos del norte los "Farandulios"  se mofan de nosotros negándola gloriosa comunalidad y hermandad entre nuestras razas comiconas. Nos tachan de "carentes de gracia", y nos han boicoteado nuestra salida a los mercados circenses intenacionales, orinan rió arriba y escupen en los tarros de maquillaje que les compramos antes de que crucen la frontera...Pero la última ofensa, es la más ignominiosa que se pueda tolerar, han acaparado el comercio internacional de narices de plástico rojas y nos han sometido a embargo de ese producto que es la sal de la vida para nosotros...
   El pueblo enferborecido jaleaba a su  Führer acompañándole en su bufonesca indignación contra esos insolentes comediantes "dell´arte"de su país vecino...


-¡Por tanto queridos amigos!, he resuelto declarar la guerra a Farandulia y anexionar el país en nombre de la unidad de los pueblos payasos. Sólo bajo nuestro gobierno, nuestra gloriosa raza  en la que incluyo a  la ciudadanía de Farandulia, no sera desplazada, por esos pretenciosos de las revistas de variedades,  vodevileros, music hall o del ballet que sueñan con apoderarse de nuestro modo de vida y fuente de sustento de nuestros hijos...

El auditorio estalló rabioso contra sus vecinos gritando consignas de guerra...

-¡General Augusto Clown!...Envíame dos regimientos de clowns, el primero armado con pistolas que disparen carteles desenrollables con la leyenda "PAM", el segundo armado con cachiporras de plástico y el tercero con las mortales flores de solapa que arrojan chorros de agua a los ojos...

El militar de pantalones bombachos y casaca a franjas de colores estaba tras el lider junto al resto de ministros y jerifaltes, adelantó un paso y se cuadró

-¡A sus ordenes mi Führer!, pero sólo una cosa- dijo con voz chillona...

El gran líder se volvió con cara de fastidio

-Ha dicho que le envíe dos regimientos, pero me ha enumerado tres, los de las pistolas, los de las cachiporras y los de las flores...El líder le miraba de reojo a él y al público testigo del lapsus. El público a su vez les miraba de reojo a los dos y contenían la risa so pena que los apuntaran en la lista negra.
-¡No me replique y envíame ya esos cuatro regimientos!

El general se quedó pensando en lo que había dicho y levantó el brazo bien rígido
-¡A sus ordenes! ...¡Hail Clown!- dijo dando un zapatazo y se dió la vuelta dirigiéndose  al payaso de rango inferior que había a su lado
- Coronel Contraaugusto, envíame un regimiento de clowns con pistolas, otro armado con cachiporras, otro con flores, y otro compuesto por un batalloó de infantería de elefantes, otro batallón de domadores con tigres y leones incluidos, y una escuadra de nuestros mejores funambulistas asesinos.
-¡Hail Clown!...pero...los domadores de felinos...
-¡Que pasa con los domadores!
-A ellos nada pero los tigres y leones están en celo en este momento...y eso podría ser embarazoso...sobre todo para las hembras, amén de una fuente de distracción de la tropa...
-Pues envía un batallón de cocodrilos del Nilo con sus domadores...
-¡Hail Clown! pero es que...
-¡Pero es que QUEEÉ!..¡que estamos ante todo el país estúpido!
-Los cocodrilos amanecieron la semana pasada transformados en maletas, zapatones, bolsos, y cinturones...por lo visto se metamorfosean...
-¡Cómoooo!  que se ¿metamorsofean?, ¿qué es eso de semamorfotean?
-Pués que se semaforotean, significa que cambian de forma como los gusanos que se convierten en mariposa después de envolverse en una pupa 
-¿Y los cocodrilos se habian envuelto en una pupa?
-No, pero quedaron al cargo de un tal Jack, de Panamá, que les hizo mucha pupa...
-¡Es igual! pues envía a nuestro letales títeres-ninja y no me contestes más...o acaso los títeres se ¿meatomorsofean?
-no señor pero...
-¿PERO QUEE? - el líder escuchaba al lado la conversación echando chispas por los ojos de rabia o tal vez estaba haciendo un gag con chispas.
-Pero es que los títeres...se nos han emparejado con las marionetas...no lo pudimos evitar salían por la misma discoteca cerca del cuartel de Guiñol y en fin una cosa llevo a la otra y al final...
-¡Pues me las mandas a ellas también al frente!...y a las sombras chinescas también...y se acabó
-¡A sus ordenes mi coronel!-dijo cuadrándose y saliendo del escenario a paso ligero antes de caer "rulando" por la escalinata
   Por la noche desde la cancillería, Amadeus P.Clown enfundado en su habitual traje de payaso blanco de andar por casa, veía el noticiero de como desfilaban sus bufonescas tropas hacia la frontera., en formación, con una sincronía perfecta, cuando tropezaban y caían al suelo, lo hacían en grupo  formándo una melé. Por lo cual visto desde lejos, el patriótico desfile semejaba por su modo de moverse una oruga  caminando por el borde de una hoja. El consejero gubernamental enano Goliath Tripodelius, se acercó a hablar con él. Era el único con el que tenía verdadera confianza y que le hablaba con franqueza...con franqueza y con la boca pastosa por la sobreingesta de algodón de azúcar.


-Estimado líder ¿creeis que es justo llevar a nuestro pueblo a la guerra por un amorío  frustrado?
-¡SHHHH!, habla en voz baja¿que dices? Colombina no es un amorío cualquiera, es la dulzura personificada, con esa carita pintada de blanco, esos labios de cerezita, su mantilla , su tocado remendón ,su tamborilete y sus manitas...
-Sí, y los bofetones que da con esas manitas...
-¡Eso sólo ocurrió una vez, pero era cuestión de tiempo que la sedujese...o acaso has visto otro hombre en el mundo tan atractivo como yo...- El enano miró de arriba abajo ca Amadeus adivinando las formas que ocultaba su ropa, con esas piernecitas de alambre, y su abdomen de tonel sobredimensionado, su cara aporcinada desprovista de barbilla y sus enormes orejas volatineras...
-Verdaderamente no he visto en mi vida a nadie tan sexy mi Führer..
-¿De verdad?
-De verdad os digo que sois de lo más atractivo, sexy, guapo y brillante...
-Oye enano, que ya se que hay confianza...pero, ¿no me estarás tirando los tejos?
-¡Por Dios que no mi líder!
-Bueno es igual. Ese maldito Farandulio de Pantaleone, ,me la ha arrebatado y se la ha llevado a su tierra de Zannis, y de paso me ha dado la excusa para invadir, trincar a la chica, trincar el país y a sus cómicos y quedármelo todo...A mi, un descendiente de la familia payasa primigenia, la estirpe de los Dioses de la risa...los Aragón...¡Voy a dar una lección a esos lideres farandulios! y someteré a su población...



     Las dos primeras semanas de la guerra fueron muy cruentas. Un regimiento de crueles Arlequines con sus característicos uniformes de rombos blancos y negros, recibió a los Clown a  mandolinazos, y jugaban sucio a los naipes, con lo cual los Clown estaban desconcertados por que perdían siempre. 
    Finalmente los títeres ninja consiguieron penetrar en su campamento y envenenarles el deposito de agua con el laxante que usaban para los paquidermos, y fueron todos hechos prisioneros, mientras corrían al campo tras un matorral. Solamente escaparon el recluta Arle Ccino y el comandante Pierrot. Ninguno de los dos lo sabía pero estaban ambos enamorados de Colombina, de la que se despidieron prometiendo volver sanos y salvos, también ignoraban que el General Pantaleone había provocado esa guerra secuestrando a Colombina del palacio gubernamental de Amadeus P.Clown, y que había confinado a la mujer en su propio país de origen, Farandulia. Pantaleone la pretendía a diario y esta le respondía aporreandole el cráneo con un tambor ¡Pues que se había creido ese presuntuoso de mallas rojas ajustadas y mascara veneciana! Pantaleone muy inteligente había enviado a Pierrot y a Arle Ccino al frente para librarse de la competencia con la hermosa dama, puesto que sabía que también la pretendían. 



    Los Clown se acuartelaron momentaneamente en territorio Zanni, puesto que no imaginaban que iban a tener bajas tan numerosas y que iban a haber perdido tanto dinero jugando a las cartas con los Arlequines.  Además tenían que repostar y reparar los elefantes. Error fatal. La noche llegó y un pelotón de "Polichinelas -Seals" entró en su fortín de carpas de colores amurallado con roulottes y containers de camión, cambiando los zapatones que todos habían dejado en las puertas de sus tiendas para acostarse, por zapatillas deportivas marca Nike. Al día siguiente los Clowns, con ese calzado no sabían ni andar y tropezaban y caían constantemente, pero salvando la dificultad llegaron a las puertas de la ciudad capital "Somardhina"...el paraíso de la "comedia dell´arte". Pero no contaban con que las jodidas polichinelas acróbatas les dieron para el pelo. Los Clown eran muchos, pero a esas violentas polichinelas les ayudaban, los prestidigitadores,  y un batallon de furiosos Arlequines que había quedado para defender la ciudad. Los malabaristas farandulios neutralizaron a los funambulistas a pelotazo limpio, los saltimbanquis acabaron con los títeres y finalmente metieron mano a las marionetas desde atrás dominándolas. Un tal Brighella haciendo sonar su flautín sacó a todos los ratones de la ciudad, asustando y poniendo en fuga la caballería elefantina. Los comediantes "Dell´Arte" hicieron un espectáculo de luces tan fuerte que pusieron en fuga a las sombras chinescas Clown. 


  Los Clowns estaban derrotados. Pero el general Augusto tuvo una idea antes de volver a su país con las manos vacías. Así que se dirigió al Coronel Contraaugusto:
-Tengo un plan Contraaugusto. Vamos a confeccionar un gigantesco caballo de madera con ruedas para infiltrarnos dentro de la ciudad y abrir las puertas para invadirla.
-Pero general Augusto ¿no sería más fácil infiltrar un caballo más pequeño?. Un caballo gigante...seguro que se darán cuenta de que no es de verdad.
-¡no digas idioteces! Dejaremos un hermoso caballo gigante de madera y nos esconderemos como si nos hubiéremos retirado y ocultaremos dentro del caballo a algunos soldados. Ellos creerán que les hemos hecho un presente admitiendo nuestra derrota, lo introducirán dentro de la ciudad y por la noche nuestros soldados saldrán del caballo y nos abrirán las puertas...así podremos entrar y saquear a placer. Los Somardhinos están perdidos.
-Sólo hay un problema mi general.
-CUAAAAL
-¿Como vamos a hacer un gigantesco caballo de madera?-El general miro al comandante y después le señaló a sus espaldas. Frente a la ciudad había un frondoso bosque de pinos gruesos como hipopótamos.
-A sus ordenes! dijo el militar cuadrándose y saliendo de allí al trote antes de tropezar y caer rodando al suelo



   Mientras tanto en Somardhina se habían vuelto a atrincherar toda la tropa farandulia tras haber dado un buen rapapolvo a los Clown. Pero en la ciudad hacía mucho frío, por que los clown habían cortado la electricidad desde el exterior como parte de su asedio. Las estufas eléctricas no funcionaban y la leña se había acabado. Los Clown se interponían entre ellos y el bosque de pino. No sabían que hacer y pasaron la noche unos pegados a otros dándose calor. Pantaleone intentó también dar calor a Colombina pero esta volvió a atizarle con el tambor.
    Los Payasos en el exterior y casi a oscuras talaban árboles, aserraban y construían a toda velocidad su mortal equino gigante. Antes del amanecer Contraaugusto orgulloso se lo mostró al general augusto.
-Es una maravilla mi General, he pensado en bautizarlo Gargantúa...
-Gargantúa es un nombre horrible Coronel...lo llamaremos Troyo
-Como ordene. ¿quienes serán los osados soldados que lo ocuparan? yo había pensado en los bomberos-toreros.
-Ni hablar, hacen mucho ruido y los descubrirían. Introduzca en su interior a quince de nuestros mejores mimos asesinos. Los he visto en acción y es un auténtico deleite ver como rebanan cabezas con sus espadas simuladas invisibles. Son invencibles...y nunca abren la boca


-Está bien voy a buscarlos y darles instrucciones
-Una cosa más. hemos de ocultarnos todos antes de que salga el sol
-¿Y donde vamos a hacerlo?
-Pues en el bosque ¿donde sino?-dijo el General volviendo la vista hacia el bosque antes de quedar verdaderamente shockado. El Coronel Contraaugusto se había sobreestimado la cantidad de madera que necesitarían y los payasos talado todos los arboles del bosque menos un alcornoque pequeño. El general sintió deseos de vapulear a su Coronel.
   Amaneció el día y los Somardhinos se asomaron fuera de la ciudad. Ante sus puertas se hallaba un fabuloso caballo gigante de madera con ruedas. Los ejércitos Clowns habían desaparecido. En realidad habían conseguido esconderse todos en fila india y agachados, tras el único alcornoque que había quedado en pie, elefantes incluidos.
    Los Farandulios no dudaron en coger el magnífico caballo e introducirlo en la ciudad. Al parecer los Clowns se habían retirado tras haber sido repelidos. Era un motivo de gozo. Mientras el consejo de la ciudad decidía como celebrarlo, llegó la noche y el frío cayó de nuevo sobre sus cabezas. De modo que sólo se les ocurrió una cosa: calentarse con la leña que quedaba haciendo una gran hoguera y una fiesta salvaje a su alrededor. De modo que quemaron el gran caballo. Desde el exterior los Clowns veían asomar horrorizados las grandes llamaradas provenientes del caballo Troyo, pensando en sus camaradas que no les abrirían finalmente las puertas ya que morirían churrascados. Todos se preguntaban por que no gritaban para que los farandulios les extrajeran de sus escondite, aunque les hicieran prisioneros. Pero Augusto Clown sabía que un buen mimo nunca abre la boca ni aunque le echen lingotes de oro en el sombrero.




Glutth Eohgordho (homenaje a los payasos de mi infancia)

viernes, 16 de diciembre de 2011

El diario de la Sra. Leonowens. (Anna y el Rey)

    
  ¡Vaya! son las seis de la mañana y yo todavía sin pegar ojo. Vivo sólo y no duermo casi nunca. Una mezcla de preocupaciones, hambre, frío y este dichoso pijama que me ajusta la costura de la entrepierna demasiado, me han provocado otra noche más de insomnio. Así que decido levantarme y voy a la nevera para echar un trago de leche directamente del tetrabrick, justo como a mi madre disgustaba tanto...¡je! recuerdo que me soltaba unos pescozones que hacían que la leche terminara "esturreada" por doquier. Ya no se que hacer, no creo que vuelva a dormir, he probado leer, ver el tele-tienda, visitar páginas de Internet para adultos...para adultos guarros, hacer abdominales, flexiones de brazos, flexiones de brazos para adultos guarros...es que estoy muy sólo..he llevado a cabo hasta el ingenuo truco de contar ovejas, pero creo que amén de haberme convertido en un potentado del ganado ovino imaginario, solo he conseguido deshacer la cama a conciencia, con los ojos bien abiertos; si al menos tuviese un perro que me ayudase a pastorearlas.... ¿y si las ovejas no van conmigo? a lo mejor necesito algo más fuerte como contar tigres de Bengala...Tendré que esperar a la noche siguiente para lanzarme en esa piscina de sabanas a bucear en el lago morfeo, creo yo.
    Falta una hora y media sólo para que suene el despertador, ¡tengo una idea! subiré al desván a curiosear los viejos baúles de mi abuelo el Coronel.
    El desván es el sitio más sucio de la casa. Después de heredarla hice que me la revisarán entera y me dijeron que en dicho desván tenía ratas, a lo que yo conteste-¡pues claro! ¿donde quiere que las tenga? ¿en el salón?. No obstante hoy no he visto ninguna, lo cual puede deberse a que ya no hay ratas, a que se han acostado a dormir (¡jodidas!, ellas seguro que pueden), o a que mis gafas se han quedado en la mesita junto a la cama.
     Es el típico desván de película de terror, donde despúes de las actividades paranormales de todo tipo  que ocurren en la casa, se descubre que el misterioso espíritú que se manifiesta, habita en el desván, por que allí falleció encadenado décadas atrás, dado que en vida, su familia se avergonzaba de exhibirlo -ya fuera por padecer alguna afección mental, deformidad, ser hijo ilegítimo, ser un recalcitrante activista del derecho al voto de los animales en plena era decimonónica cuando ni las mujeres osaban ejercer esa demanda, o el inventor de un extraño aparejo parecido a un teléfono y que sobre una bañera arrojaba un sin fin de microchorros de agua para el aseo personal  diario...¡que locura, en pleno siglo diecinueve ducharse a diario!....para encerrarlo-...pues en mi desván no había espíritus, además yo no creo en esas cosas ni las temo...el hecho de haber visto mi imagen de refilón al pasar junto al espejo del abuelo y haber dado un brinco descomunal ha sido un mero ejercicio para tonificar mi musculatura.



     Por fin he llegado a la gran maleta y me he puesto de rodillas junto a ella, en el frontal hay escrita una enigmática palabra "SUITCASE"...pensé que está era la maleta del coronel...¿quien será ese tal Suitcase?...Abro la maleta y rebusco, en su interior he encontrado, varios vestidos de mujer, al parecer de principios del siglo veinte, pololos, un par de zapatos tipo Mary Poppings, un sombrero victoriano, y varias prendas más, libros de texto escolares superantiguos, varias carpetas, cartas amarillentas, una barra de labios dura como una piedra , unas rosquillas de centeno de siglo y medio de antigüedad, y...un diario...


...en su portada dice ANNA LEONOWENS. Me recuesto en el viejo diván de terciopelo, saboreando una deliciosa rosquilla de centeno (además de centenaria) que casualmente se conserva en perfecto estado, y ojeo el enigmático documento. En su interior, páginas y páginas manuscritas, un par de cartas y tres fotos en blanco y negro. La primera es de una mujer vestida a la victoriana sobre un fondo blanco, la segunda es la misma mujer rodeada de un montón de críos chinos de ojos enormes que miran a la cámara con expresión bobalicona, la tercera es de un "chinaco" cuarentón, vestido a la occidental pero del siglo "la pera"...con casaca y ropa de gala y un porte mayestático sentado junto a una mesita de tomar el té...le da un aire al actor americano aquel..¿como se llamaba? Yul Brynner creo,..a ese, o a Pep Guardiola...a uno de esos dos seguro...¿quien sería la señora Leonowens?¿tendría algo que ver con ese tal Suitcase? ¿ y el chino estirado?¿seria conocido del Coronel? ¿sería el tal Suitcase? ¿seria el abuelo de Guardiola?...?Conocía el abuelo a Guardiola?¿por que no me dejó en herencia ningún autógrafo de Pep?...

    Muchos interrogantes se abrían ante mi y todo aquel manuscrito..se encontraba escrito en otro idioma...al parecer inglés...yo no había aprendido mucho inglés en el internado, allí aparte de ser un gran onanista, se me daba bien dibujar y me dedicaba a dibujar escenas erótico-festivas durante las clases, como las que hice del padre Julian con Sor Jacinta en mi libreta de apuntes; menudo escándalo se montó, todos querían saber si era algo que yo había imaginado o lo había visto.Por supuesto dije que lo había inventado todo lo cual no tuvo nada que ver con la larga ristra de meritosos sobresalientes que el Padre Julián me puso desde ese momento en adelante je, je. Pero el caso es aunque en el internado realmente no aprendí nada, si que  aprendí que en internét está todo, incluido el traductor de Google, así que me lancé con el diario al piso de abajo donde tenía el ordenador...al cabo de una hora tenía un par de páginas traducidas, el contenido era bastante curioso...  
    En crujientes y olorosas páginas macilentas una sinuosa y floreada escritura hecha a plumín y tinta  china, explicaba la historia que a continuación se desgrana en distintos fragmentos. Permítanme proceder...bueno un momento que se me ha colgado el "google traslator"...Okey ¡ya está!...bueno ¡vaya!..otra vez se ha colgado... ¡malditas compañias de internét! al vecino  al que le estoy pirateando la "wi fi" se va a enterar...vale ahora...
 
    Lunes 18  de Julio de 1862

   Atravesando el golfo Malayo con dirección a Siam a bordo del vapor Peppeluisse Clermont II. Mi hijo Louis esta mañana se puso demasiado pesado y tuve que sacarlo temprano a cubierta para que estirara las piernas y jugara un rato al water-cricket; ayer permanecimos en nuestros aposentos y llegó incluso a trepar por las paredes como un geco, comenzando a comerse las polillas que merodeaban alrededor de la lampara a rápidos lengüetazos. Un niño necesita espacio para desvocarse de vez en cuando o si no se volverá loco.  
    El capitán me ha vuelto a recorrer de arriba a abajo con esa mirada grosera como si yo fuese un suculento muslo de pollo asado con salsa de miel. Mañana no saldré de mi camarote sin volver a vestir de luto y esas enaguas gruesas que aumentan tanto la cadera y el corsé de la abuela que me hincha la cintura y me hace parecer el torso plano, como la pala del horno de un panadero. ¡Nada más que me faltaba eso!... parecer atractiva a esta panda de estultos y rufianes . El género masculino no acaba nunca de demostrarme su naturaleza abyecta.  

    Martes 19 de Julio de 1862

    Mi hijo de nueve años me ha mirado antes de salir del camarote y me ha dicho..."mamá ¿te puedes poner algo más moderno?...que ya estamos en los sesenta, pareces una vieja". Le he mirado satisfecha de haber conseguido el efecto deseado... pero le he castigado sin tortitas en el desayuno. ¿como se a atrevido a llamarme vieja?... Una fuerte lluvia monzónica a azotado el barco antes de llegar a puerto. Prácticamente hemos desembarcados bajo un diluvio y nuestras ropas se han empapado. 
    Mientras en la prefectura comprobaban mis documentos y equipaje, las ballenas ya un poco viejas y oxidadas de mi vestido, han comenzado a arquearse cediendo de su encaje, y el corset se ha acartonado poniendose rígido rompiendo los cordones. El funcionario me miraba extrañado como turbada ponía cara de terror e indisposición mientras yo notaba que todas las contenciones de mi cuerpo cedían bajo un estrépito metálico. Ropa demasiado vieja. Ojalá aquí me paguen lo suficiente como para poder costearme un atuendo según marca los cánones de nuestra amada reina Victoria. Me muero por visitar una de esas tiendas londinenses llamadas "Victoriana´s Secret" y comprarme unos pololos modernos y unas enaguas esculturizantes...¡mmmmh!, como me gustaría tener uno de esos Corset-Bra...
     Louis ha empezado a reírse de mi destartalada pinta y en un descuido del funcionario siamés le he dado un "slap" (nota del traductor: pescozón o colleja que antaño cuando no existían la figura del defensor del menor,servía como correctivo, como los que me daba mi madre por beber la leche del tetra-brick )
El hombre se giró al escuchar el  "slap" y me indicó donde estaba el tocador de señoras y también que de mi traslado a la corte del Rey lo haría una comitiva que esperaban en la puerta del edificio. Louis estuvo una semana más sin comer tortitas en el desayuno...

¡Un momento!¿Rey? ¿que Rey?...¿este documento es real? ¿había un Rey en Siam? y los siameses..¿no son esos tíos que están unidos a su gemelo por algún punto de su cuerpo? ¡aaahh!... ya me voy haciendo una idea de donde salió Pep Guardiola...y como de Rey se quedó el otro..el se quedó de Entrenador del Barça..todo encaja...

Miércoles 20 de julio de 1862 

    Tras una dura marcha a través de carreteras lodosas, llanuras, arrozales y selva, se abre el cielo para dejar salir un maravilloso sol y también se abrió la selva para mostrarnos el fabuloso complejo palaciego del Rey con sus jardines y palacios, fuentes, estanques, barcos, plazas, cenadores, comedores, almuerzadores, torres, cúpulas, casas, adosados, bungalows, etc...

Cientos de vasallos, esclavos, pajes, aguadoras, sirvientes, sacerdotes,abaniqueros...salieron a recibir a la alta eminentísima Nodriza que vendría a educar a los vástagos reales  de Siam en la moderna y civilizada cultura occidental. Pero al bajar del carruaje vieron a un escurrido bulto femenino de ropas mojadas y deformes que portaba una mujer picada por millares de insectos, que atraídos por la novedad de mi foráneo cutis vinieron a él a picar, morder, libar o simplemente a posar sus urticantes patas produciendo enrojeciminto y prúrito para asegurarse así, de que los nativos no quedaran acongojados de la sublime magnificiencia británica...si casi me vino bien, por que suavizo el impacto cultural. 
    Mi pelo acorde a los colores capilares de mi país semejaba un brezal arbustivo desecado. Todos los asistentes en formación ante mi,  al verme se mostraron impertérritos, y esbozaron sonrisas orientales auntomáticas -eso si forzadas- para hacer después una reverencia agachándose y que no viese como por lo bajini, se decían unos a otros entre dientes si la civilización y la barbarie eran tan diferentes, y que si el Rey no podía haberse conformado con una pordiosera vietnamita que estaba más cerca y seguro que cobraría menos.
   Un hombre moreno envuelto en la que parecía una bata médica púrpura bordada con florones y colibries se dirigió a mi muy educadamente y me dijo que se llamaba Chow Yun-Fat y que era el chambelán de la corte. Me indicó que le siguiera hasta mis aposentos para descansar ,tomar un baño si lo deseaba, y prepararme pues esta noche conocería al Rey. ¿Asearme, prepararme, vestirme?...hubiera besado los pies de aquel hombre, aunque aun no sabía si tenían costumbre de lavárselos.
    Tras varias horas de revolver baúles, planchar vestidos, baños con sales, refriegas, cremas, apósitos, maquillaje y una genial asistente siamesa llamada Usun yun que resultó ser una peluquera de lo más "chic" -expresión que ahora no significa nada pero seguro que dentro de unos años hará furor- salí de mi estancia dejando a Louis con la asistente, que insistió en cuidarlo y en enseñarle a cazar grillos y enjaularlos en unas graciosas jaulas que parecían pagodas, aunque  Louis insistía en ejecutarlos. El Chambelán me acompañó al comedor Real alabando mi aspecto, incluso durante un segundo hubiera jurado que me había mirado también como a un suculento muslo de pollo asado con salsa de miel, curiosamente en esa ocasión no me lo tomé a mal...



    El despertador sonó en mi habitación, avisándome de que me despertase para asearme, vestirme, desayunar, hacer una hora de cola en un atasco de tráfico y entrar en el trabajo. De repente cobré conciencia  de algo; al saber de la descripción de los palacios de ese Rey, y del modo de vida que llevaría a todo tren ese tipo me percaté de cual era mi problema en la vida....pensé: "Claro...¿trabajando como voy a llegar a ser Rey y vivir como este menda?...ese tio es "REY",...trabajan los otros; no él.;..los demás le trabajan, le rinden tributo, honores y pleitesía...está clarísimo...mi error en la vida es...trabajar...tengo que hacer lo contrario...así que paso del despertador, hoy no voy a ningún lado"... me dije y seguí concentrado en la lectura...

 ...fue al llegar a la antesala del comedor real cuando el chambelán me pidió que esperase mientras me anunciaba, cuando me percaté que el Rey Mongkut de Siam cenaba plácidamente con sus 45 esposas todos dispuestos en una larga mesa avituallada con los más ricos manjares tropicales, que las mujeres picoteaban despreocupadamente, mientras eran  flanqueadas por una legión de criados que iban y venían trayendo y llevando de todo, en una rica sala ornamentada con cuadros de marcos dorados, tapices, lámparas de araña, y estatuas de cristal, jade y mármol, todo ello dispuesto entre gigantescos ventanales abiertos al río, donde se veían las lucecitas de cientos de pequeñas embarcaciones iluminadas con antorchas cuyos ocupantes cantaban canciones a capela acompañadas por el sonido de platillos, flautines, timbales y sonajeros. 
    Las comensales parecían discutir con el monarca, sin querer escuchar, pude oír su conversación dado el tono elevado y lo estridente de las voces orientales. Al parecer había un motivo de descontento general, por que el Rey no cumplía con sus "deberes conyugales". No se estaba respetando el "cuadrante de amor", como lo llamaban y algunas acusaban a otras de estar acaparando noches que no le correspondían. El tono se encendió un par de veces e incluso algunas bayas tropicales llegaron a volar por encima de la mesa de modo violento. El Rey trataba infructuosamente de poner paz entre ellas pero era obvio que a esas instancias de la corte la confianza daba asco pues el respeto que mostraba todo el país ante esa temible figura, no era reproducido por sus esposas. La más veterana de ellas se puso en pié y ordenó silencio añadiendo a continuación que la culpa de todo era del Rey Mongkut. Todas obedecieron a la matriarca y miraron inquisitivamente al Rey. Este se encogió de hombros y les dijo que la culpa era de sus doctores, que no le estaban suministrando Ginseng de buena calidad...que tal vez debería hacer volver al doctor Bradley y sus pastillitas azules y que obviamente la medicina occidental era más eficaz... 
    El chambelán llegó a la altura del Rey y se le acercó al oído susurrándole algo. Al Monarca se le congeló el rictus. Miró a lo lejos para verme en la distancia esperando en la sala contigua. Creo que maldijo el día que ordenó a sus esposas hablar en inglés en la corte para parecer más cosmopolitas. Las mujeres se percataron y cuchichearon entre si. A continuacion cosa que ya había visto antes a todos les cambió el rostro y me dirigieron esa sonrisa oriental activada por resorte, haciendome gestos para que me adentrara en la sala y les acompañase. 
    El tono cambió y todos gesticulaban y se comportaban con un porte mayestaticamente digno, preguntándome cosas sobre Inglaterra y los países que había visitado. La velada fue muy agradable, después de informar a las esposas del Rey sobre los usos modisticos imperantes en occidente el Monarca las despidió a todas a sus dormitorios, no sin antes prometer que pasaría a darles un beso y las "buenas noches" a cada una, y tmabién que algún día las llevaría a el país llamado "Londres", para que  pudieran visitar la tienda "Victoriana secret´s" de la que yo tan bién les había hablado, y así poder  cambiar nuestras civilizadas enaguas y pololos, por sus salvajes tangas de tirilla, prenda  esta que obviamente estaba condenada a la extinción . Mogktu idespués, insitió en entrevistarse conmigo en su gabinete a solas. 
    Su apariencia cambió. Su actitud impotente ante sus exigentes esposas se trocó en una postura arrogante y firme con los brazos en jarras, mirada severa y casaca de flores bordadas con oro, abierta orgulloso de su "torsolampiñez". Incluso  forzaba la voz para que parececiese más grave. Pidió disculpas por la escena que había presenciado e insistió en que él no tenía ningún problema de virilidad; simplemente es que estaba muy estresado últimamente. Yo le indiqué que lo comprendía dado que poseía cuarenta y cinco esposas, y el me respondió -como disculpándose- que ya sabía que cuarenta y cinco parecían muy pocas, pero es que las ciento setenta y siete concubinas que tenía, además, también podían llegar a ser muy exigentes y molestas, y que aunque debería avergonzarse -pues por su edad debería rendir mejor- no había conseguido aun estar con más de quince o dieciséis  mujeres al día. Yo tuve que contener la turbación y bochorno que me producía escuchar todo aquello. Aquellas gentes hablaban con toda naturalidad de esas cosas. Que lejos estaban aun de ser personas civilizadas. 
   El Rey me indicó que un Doctor occidental había trabajado en la corte pero que se marchó el año pasado. Había enseñado inglés a sus esposas y había cuidado de su salud muy bien. Los médicos siameses celosos, no cesaban de criticarlo y finalmente el hombre, harto de las envidias, se marchó a un pais que se llamaba algo parecido a Quemasdá,  Canastá o Canadá, su majestad no lo recordaba bien.
    Pero ahora, él quería que sus trescientos catorce hijos se educaran a la occidental  también, y por eso me había llamado. ¡Trecientos catorce! ...yo nunca había tenido en un aula a más de veinte niños...Le indiqué mis reservas de poder realizar tamaña proeza y mi apuro por la cantidad de trabajo que supondría .Pero él supo tranquilizarme mostrándome un documento, en el se detallaban los que iban a ser mis Emolumentos. En unos años saldría de allí rica, y la realeza Siamesa hablando un Inglés con acento de  "la city"...sólo había una cosa que me molestó de todo aquello. Durante todo nuestro encuentro, el Rey no me miró ni una sola décima de segundo como si yo fuese un suculento muslo de pollo con salsa de miel, ni siquiera como a un dietético brote de soja...

 ¡Que ciego había estado!...yo era como el Capitán de ese vapor. Cuando miraba a una mujer como a un delicioso muslo de pollo, lo único que lograba era una respuesta de repulsión. En cambio si dejaba de ser un trabajador y me convertía en Rey, mi indiferencia hacia una hermosa mujer, produciría en ella molestia y recelo por que la deseara. Me había dado cuenta de dos cosas importantes. En esta vida trabajando no llegaría a ser nada. Y que si eres importante como un chamabelán, el presidente del Barça, o un Rey ,lo tienes todo. Así que adopté un porte digno y altivo, al tiempo que elevaba mis manos...y  daba un par de palmadas para que alguien me vistiese y me sirviesen el desayuno...


Nota: Siento que sea un rollazo. Pero me piden que publique y que publique sin cobrar nada, ni dar tiempo a que la inspiración me venga (ni la expiracion tampoco). Así que de vez en cuando toca una de estas BAZOFIAS. Ustedes disculpen. Glutth Eohgordho

sábado, 10 de diciembre de 2011

La Pirindola del Capitán Peláez (+18 años)


    Décimo-octava novela de Louis Marie Albondigieu, escrita durante su internamiento en el psiquiátrico de Bétera (Valencia), donde según cuenta "el descanso, el aroma a pinar, la proximidad del  mar mediterráneo, los neurolépticos y una asombrosa enfermera de intensos ojos azabache y voluptuosas formas me sirvieron de inspiración para escribir esta obra..."
    En la historia se narra el romance que surge entre un capitán del ejercito rojo...Antonio Peláez y una estudiante de medicina: Peladilla López Cruz, hija a su vez de un Matasanos de pueblo, de la Falange Española Don Juan López Pechinós, el cual ejercía de médico en su casa del promontorio, de una humilde localidad alicantina dedicada a la pesca, a la cría del caracol serrano y la de perdiz bastarda.Todo ello sucede en el contexto de la guerra civil española.
    Don Juan cura milagrosamente la sordera a Tonet Capdepanís (pastor de la serreta grossa) por el método de extraer de su oído con unas pinzas un garbanzo pinto, al parecer instalado accidentalmente allí desde su niñez. En agradecimiento por la audición recuperada, el pastor le ofrece a la mejor de sus borregas...
-¡Astó es meravellós mestre!, es com si un torrent de soroll esdevinguera damunt meu...
-¡Tonet! habla en la lengua del imperio por favor...no es nada, sólo era un garbanzo. ¿es que nadie te lo había visto antes?
-No cride per favor....perdón, no grite Doctor
-No grito Tonet, es que ahora todos los sonidos te parecerán fuertes
-¡Aaah!. Bueno, no tengo dinero para pagarle pero tengo...
-No te preocupes Tonet. El tratamiento es un regalo....
-No, no de eso nada...quiero pagarle con la mejor de mis borregas- dijo el hombre que trajo desde el porche a "la Morusa" atada con un cordel, que balaba ansiosa al no entender que sucedía.- mire Don Juan que hermosura, que carnes, que pelaje mas suave, que ojitos, que ubres...
-No hace falta de verdad Antón...yo no como carne y no tengo buena tolerancia a la leche -Tonet dio un respingo como si el doctor hubiese dicho una estupidez...
-¿Carne? ¿leche?...¡quina barbaritat!-soltó, y a continuación se acercó al doctor bajando el tono de voz para decirle- La morusa Doctor, no es para alimentarse de ella, ¿a ver si me entiende?, mírele otra vez a los ojitos...y los cuartos traseros, mire que cuartos traseros- continuó dándole la vuelta al animal que miraba al Doctor con sus ojos enmarcados en unas larguisimas pestañas ovinas que abría y cerraba sensualmente, y que finalmente accedió a mostrar sus suaves y abultados cuartos traseros con sus turgentes y sonrosadas ubres sobresaliendo por los lados, que incitaban al estrujamiento y consecuente ordeñe.
    El Doctor quedó atónito..."¡Hostias Pedrín!"...se dijo para sí...tratando de no pensar en el tiempo que llevaba viudo entregado al arduo trabajo y a la crianza y educación de su hermosa hija. Una vida sin descanso...de repente recordó cuando era joven y disfrutaba de la vida cuando derrochaba energía vital por doquier, y si no, se la extraía cuidadosamente sin abusar de ello, pues de todos era sabido que extraerse la energía vital en exceso podía causar ceguera. Si no se lo hacía, dicha energía y jovialidad emanaba espontáneamente de él al quedar dormido por las noches haciendo que tuviese que mudar los calzones en más de una ocasión.
    Después recordó a su difunta esposa , la hermosa Ana Melonia, mujer largamente admirada en pueblo por su gran generosidad torácica. Y a sus largas y sudorosas sesiones de ejercicio marital.  Volvió a repasar a "la Morusa" y pensó en voz alta...
-La verdad, es que a mi hija Peladilla le vendría bien la leche de cabra que de todos es sabido tiene mejores propiedades que la vacuna, y la chica está estudiando... y ya sabes Tonet que con la guerra escasea todo lo nutritivo... déjame a "la Morusa" atada en el patio de atrás.
-Claro, claro Doctor- contestó el pastor guiñandolé el ojo y diciendole por lo bajini - Li agrada que li diguen cochinades a la orella cuan...ja sap, mestre...
-¡Pasa ya! y átala en el corral- Dijo el médico un tanto alterado por si los pacientes que esperaban en el porche escuchaban algo y quedaba vulnerado el debido secreto profesional inherente a la relación médico-paciente.
 
    En ese momento llegó Peladilla de la facultad, y se puso la bata de asistente para auxiliar a su padre con el resto de clientela que esperaba. Andrés, un joven veiteañero, del pueblo había resultado herido en la novillada de las fiestas habiendo recibido un astazo en el culo izquierdo. El resto de mozos lo traían boca abajo en una improvisada camilla junto con su madre Doña Jacinta que no cesaba de gritarle y darle "calvotazos" por su inconsciencia taurina.
    El Doctor lo hizo pasar y tender sobre la camilla y ordenó que le fuese retirado el pantalón y calzones. A Peladilla aunque bien metida en su papel de enfermera no se le escapaba detalle. Durante la maniobra logró atisbar durante un segundo en el joven- que se cubrió pudorosamente de inmediato pegándose a la camilla boca abajo- lo que parecía ser un salmón en época de remonta fluvial...o por lo menos tenía el mismo tamaño. También se percató  del hercúleo torneado de las piernas y glúteos del mozo, que presentaban una pequeña herida de la cornada que le fue limpiada y desinfectada de inmediato para su operación.
Don Juan que aprovechaba cuando tenía ocasión para poner a prueba los conocimientos médicos que su hija estaba aprendiendo le preguntó:
-¿Cuantos puntos le darías?
-¿De cero a diez padre? ...le daría un doce
-¿De que me estás hablando Peladilla? ¿te pregunto por los puntos de sutura?
-¡Ah claro!... pues pocos... creo que cuatro
-¡Muy bien hija!, pues apaña el "prespunte" tu que voy un momento al patio a...refrescarme en el baño...¡uf! que calor que hace hoy- Dijo el doctor desapareciendo de la sala que tenían habilitada como consulta. Peladilla mientras cosía al joven  le echaba miraditas, y este boca abajo y apurado aguantaba el dolor haciéndose el valiente. Finalmente terminó y la madre del chico le espetó a este que se levantara y vistiera
-¡Pero mare!, es que estic en cúrios (para los castellanos: ¡pero madre!, es que estoy en cueros)
-¡Ah! que et dona por que et veien en cúrios, pero no posarte com un imbécil davant d´un bou?..Alçat de una vegada que Peladilla es una profesional y tu no tens res que ella no haya vist avanç...( para los castellanos: ¡ah! que te miedo que te vean desnudo, pero no ponerte como un imbécil delante de un toro...levanta de una vez que Peladilla es una profesional y tu no tienes nada que ella no haya visto antes)-y el joven obedeció azorado por la situación...se levantó, y al retirar sus manos para coger los calzones, a Peladilla casi se le salen los ojos de las cuencas...definitivamente lo que ocultaba el joven no era un pescado grande...y sí...Andrés si tenía algo que ella no había visto antes en la consulta de su padre, por lo menos no de ese tamaño. No obstante trató de mostrarse impertérrita.
-¿Que le debo bonica? le dijo la mujer a la estudiante de medicina...
-Después lo habla usted con mi padre Doña Jacinta- dijo mientras le redactaba una receta de  calmantes que le dió a la mujer, al tiempo que distraidamente le metía un papel doblado en el bolsillo del muchacho. Este al llegar a casa cogió el papel donde Peladilla le había escrito las prescripciones médicas a seguir...La facultativa nota rezaba..."Te veo debajo de la higuera del huerto del tio Vicentet Tarzán...que tengo que seguir curándote...y ven solo anda,  no te traigas a tu madre"...


  Fué así como entre Andrés y Peladilla nació una inocente relación amorosa como consecuencia de los encuentros para que se le practicaran a Andrés las curas necesarias, aunque este no entendía bien por que el tratamiento había de ser secreto, ni las novedosas técnicas que Peladilla le aplicaba al parecer aprendidas en la universidad, ya que en un principio no encontraba relación entre la recuperación del glúteo y la pesca del "salmón", captura, manipulación y degustación antes de meterlo de nuevo "en remojo". De todos modos  le resultaban agradables dichas curas, por no decir placenteras y se dejaba hacer.

   Pero la guerra iba  cobrando un ritmo trepidante y Andrés de ascendencia fascistorra se unió a las filas azules en el frente de Castilla y desapareció de escena, dejando a Peladilla frustrada y con un ansia "piscí-cola" descorazonadora.   Las fuerzas republiconas rojillas tomaron el pueblo y se establecen allí. A los oficiales dado la falta de edificaciones o cuarteles para dar cobijo a todos los militares, se les alojó en algunas casas de particulares. Dando la casualidad de que en casa del Doctor se hospeda, el Capitán Pelaez contra la voluntad de Don Juan y de Peladilla. Pelaez no gusta ni un pelo a Don Juan y menos aun a Peladilla que no se digna ni en contestarle los buenos días a pesar de que este se deshace en cortesías y parabienes para los habitantes de la casa.

    El Capitán dirige el pelotón de la banda. Un pequeño orfeón de apasionados músicos de los cuales cada uno es experto en un instrumento. El Capitán lo es de su famosa "pirindola", que es una especie de mandolina a la cual tensa cuerdas y toca virtuosamente como los ángeles, desconcertando a cualquier público por difícil que este fuese". Realmente son los músicos del ejercito y su aptitud como soldados es más que dudosa para todos en el pueblo. Aunque como músicos eran otro cantar.
    Al equipo de militares le es encargado por el estado mayor  mantener el orden  en la zona y de evitar brotes ni resistencia "derechona"...así que optan con encandilar a la masa con marchas musicales como "la internacional", " Ay Carmela", "venceremos" y una larga lista de piezas propagandísticas. Aunque poco a poco se van integrando en la población y van variando sus temas hacia cancioncillas populares, rondalles, opereta italiana, tango y baladas románticas a petición del .público.
   Finalmente se produce un enamoramiento literal entre los militares y la gente del pueblo pesquero...recalcando lo de literal, dado que los músicos van poco a poco emparejándose con mozas del lugar....menos el Capitán que solitario y taciturno se retira cada atardecer al pinar que hay en el monte tras la casa del Doctor a ver la puesta de sol y a reflexionar melancólico sobre el amor, la vida y... la soledad....motivos estos inspirados en ver la felicidad de sus hombres junto a sus mozuelas al retirarse al anochecer en parejas, Tomasín se lleva a su Lolita al el bancal de higueras del tio Vicent, Felipe se lleva a su Pepita a la mullida arena de playa, Paco se lleva a su Soraya a buscar la intimidad del abigarrado pinar levantino, y así todos sus sodados...hasta el Doctor apacenta a su "Morusa" en lo frondoso del arbolado donde al cabo de un rato se la oye balar frenéticamente. En cambio él... está allí sentado frente aquel atardecer naranja y solo piensa en dar salida a su melancolía, momento en el cual saca su famosa "pirindola", la afina bién y comienza a tocar con suavidad una maravillosa composición  para propio deleite.
  Peladilla que pasea por el bosque tratando de calmar ciertos ardores del espíritu que padecía, sorprende desde detrás de un arbusto al Capitán que toca su instrumento con fruición. Y queda sobrecogida por ello, al ver el tamaño de la mandolina, superior sin duda al de un simple salmón, en al menos dos cuerpos. "¡Guau!...al menos mide treinta centímetros...vaya instrumento", se dice absorta en el aparato mientras el Capitán lo sabe tocar con tal gracia que le extrae lo mejor que se le puede sacar. Pero la joven siente que es un desperdicio enorme que sólo él disfrute de aquella maravilla, y se hace la encontradiza en el bosque saliendo de su escondite y rogando al Capitán que toque para ella, accediendo este al fin a interpretarle una magnifica obra en "stacatto" que  penetra hasta lo más hondo de su sentido, y calma en ella cualquier desasosiego haciendole olvidar su afición por la pesca de bajura.


    Pasan las semanas y Peladilla se vuelve cada vez más asidua a la pirindola del Capitán Pelaez naciendo una relación de amor entre ellos que origina  un sufrido remordimiento en Peladilla ante la memoria de Andrés. La guerra da un giro y los rojos pierden. Y Pelaez ha de escapar de allí con un pasaporte canadiense falso a nombre de un tal Nicholas Cage Entó. Quedando Peladilla por segunda vez abandonada. Pero Andrés vuelve del frente, y se encuentra con Peladilla. La joven decide revelarle que se ha enamorado de otro hombre. Pero antes de poder hablar al mozo levantino, este la hace callar, puesto que quiere el también decirle algo muy importante. Andrés le revela a ella que  él se  ha enamorado del Brigadier de su compañía, y que no puede olvidarse de sus encantos: de su bigotillo de tira, de su porte  marcial, de su corte de pelo a lo Generalísimo, de sus cinchas, de sus galones..de su pistola...le cuenta todo eso, mientras suspira obviamente recordando a su enamorado. Por lo tanto Andrés no puede cumplir su promesa de casarse con ella. Peladilla queda estupefacta pero no dice nada.
   Pasan los años y Peladilla termina su carrera convirtiendose en una uróloga de reconocido prestigio muy  aficionada a los instrumentos de cuerda. Andrés asciende en la escala militar junto a su Brigadier y se convierte en General de la armada, y amigo íntimo del Generalísimo Francisco Franco, con el que frecuentaba ciertas vias fluviales de montaña por su afición común a la pesca de salmón...o de trucha según hubiese. Don Juan abandona la medicina y se retira a la alta montaña alicantina a llevar una existencia más sencilla y ermitaña que le permita reflexionar sobre los entresijos de la vida, y se hace pastor comprándole a Tonet su rebaño al completo. A los pocos años publicó un ensayo titulado "Amar sin fronteras". Tonet, el pastor cogió los beneficios de la venta del redil, e invirtió en una distribuidora de refrescos nuevos en España, a pesar de que todo el mundo sabía de antemano que eso era un negocio fracasado seguro. El refresco se llamaba coca-cola y nadie lo iba a comprar. En los años sesenta el pastor Tonet, se hacía llamar Antonio Francisco Marquez de la Plata y era la tercera persona más rica del estado español.  Jacinta, amantisima y temperamental  madre de Andrés, fué la unica persona en la época de la dictadura en pedír públicamente la legalización del matrimonio homosexual. Con respecto al Capitan Peláez... se rumorea que consiguió llegar en bicicleta a Estados Unidos; que impresionó a cierta esposa de un famoso productor de Hollywood, para quien tocó un par de piezas con su famosa mandolina y de ese modo se "enchufó" en la industria del cine.



Glutt Eohgordho.





martes, 27 de septiembre de 2011

Juan Marrón Jiménez. El literato que dio para hablar mucho rato.

VIDA
    Conocido como Juan Marrón Jiménez Mantecoso, nació entre el  último cuarto el siglo XIX y el segundo tercio del  XX en tierras Andaluzas. Fue poeta, español en tres  cuartas partes, y la restante  uzbequistaní, por parte de primo segundo.  También fue ganador de un premio Nobel de literatura en 1956 por el conjunto  de su obra destacándose las narraciones líricas  “la ratita presumida Vs. Predator” y “plateresco y yo”
    Nacido en el seno de una acomodada familia onubense de Moguer es decir “Moguerusa”, que se dedicaba al comercio de vinos. La madre desde su lecho espetó recién parida a su marido :
-¡Victor!, esta vez no te vas a escaquear de la crianza con la escusa de vender tus “crianzas”, y te vas a hacer cargo de nuestro hijo varón y además le enseñarás el negocio familiar…
-¡Pero Puri querida tengo que hacerme cargo de la tienda! ¿con que voy a amamantarlo allí? Yo no tengo grandes pechos llenos de leche, a lo sumo puedo darle biberones de Moscatel de Chipiona. Aunque yo preferiría que fuese abogado...
-No hay peros que valga y ya estás yendo al juzgado a inscribir en el registro civil a Juanra… ¡haz algo!, ¡ah! y ya estas dejando de leer esas tonterías que te he pillado en la mesita de noche…”el varón castrado”…solemne estupidez …lo he tirado a la basura
-No se de que me hablas Puri…
-Dejalo ya y tira para la sede del partido judicial
-¡Pues vaya Marrón!...
    Y es así como Juan Marrón  Jiménez  Mantecoso fue inscrito y pasó a a ser oficialmente un español con letras mayúsculas… aunque con alguna que otra letra fuera de sitio. Tras mudarse a una casa mejor con terraza, vistas al mar y jacuzzi, su padre lo metió a estudiar pues no sabía hacer la "O" con un canuto...en cambio con ese mismo canuto hacía unas "W" preciosas. Estudió la elemental y primaria  en el colegio de San Batiscafo mariscador donde destacó ya por su privilegiado cerebro, su sensibilidad, y por que a  veces venía mareado perdido desde el negocio familiar y con aroma a "manzanilla y a fino".
   A finales del siglo XIX acaba el bachillerato con calificación de sobresaliente “superius alter empollatur magno”, calificación a la que acompañó la entrega -por parte del centro escolar San Lalo Gonzalez del puerto de Santamaría-  de una corona de Laurel dorada por el mérito demostrado habiendo dejado a sus profesores, conserje, dos monjas y el jardinero absolutamenten boquiabiertos con su sapienza y destreza poética. Como muestra se expone una fragmento de la poesía que el dia de fin de curso recitó a sus profesores y mentores:
Es mi colegio un jardín
Es mi patria, es un edén
A mis maestros soy afín
Y al alumnado que le den
Don Eusebio el jardinero
Sonriente le llevo el papel
Él  lía  hojas de romero

Y  se las fuma con desdén
Sor Clavija y Don Eustaquio
Que harían en el almacén
A cambio de mi silencio zafio
Mis notas siempre son “Diez”
El conserje, con mucha alegría
Acoge nocturno a las  pobrecitas

mozas del puerto de Santa María
Que él dice son unas  “perdiditas”…

    Los tres años siguientes anduvo con su laureada prenda en la cabeza hasta que alguien le hizo reparar en que con ello incurría en el pecado capital de la vanidad, amén de estar algo pasado de moda. Al obtener su título de Bachiller en artes, se desplazó a Sevilla con la firme intención de convertirse en pintor, pero tras un tiempo entre rodillos, pintura acrílica, brochas gordas, gotelé y cinta de carrocero se dió cuenta de que eso no era lo suyo. Se preguntaba como de esa anodina actividad salieron grandes genios como Miguel Angel, Rafael, Caravaggio o Forges. Así que comenzó su producción literaria escribiendo prosa en el rollos de papel higiénico, para que sus usuarios se deleitaran entre esfuerzos, estruendosos y chapoteantes. A dichos parrafos se les denominaba "antologías inmaculatorias de doble capa"...
    No obstante solo las clases acomodadas podían permitirse su compra y ese negocio entró en declive, ya que las clases humildes se conformaban con las sobranzas de la prensa con que servían envuelto el pescado en la lonja, de ahí la expresión vulgar "Latrine culture est", ya que gracias al exonerativo momento que todo ciudadano se veia obligado por peristáltico mandato, servía a su vez para estar al dia del pulso del mundo, antes de mandarlo a la...cloaca
    Y fué gracias a este periodístico medio con el que tuvo una mayor pujanza. Un redactor de prensa se dió cuenta de su talento, y lo sacó de ese decadente negocio donde su arte terminaba a diario haciendo remolinos junto con viejas glorias de la gastronomía, en dirección al hades de los alimentos.
   Fué así como comenzó sus primeras colaboraciones con periodicos y revistas de Sevilla y Huelva. Al principio llevando café a los reporteros y despues finálmente cuando se dieron cuenta de su enorme  capacidad narrativa ... llevándoles cerveza. Cuando tenía un rato escribía en verso y en prosa y guardaba todos sus escritos en un cajon bajo su cama como si fuesen un tesoro...que finalmente llego a serlo.
    Empezó la carrera de Derecho, como su padre esperaba, pero la abandono al poco. La abogacía era una profesion seria y pragmática, y exigía tener los pies en el suelo. Pero Juan Marron se pasaba el dia soñando desde la torre de la catedral con los pies colgando desde el campanario, invitando a los pajarillos a posarse es sus pies. Tanto es así que una vez tuvieron que extirparle un nido de cigüeña del tobillo, no por que le molestara el nido y los polluelos, sino por que no le entraba el zapato. Se pasaba el dia soñando con nubes, flores, arboles, mariposas, borriquitos, atardeceres, anocheceres, amañaneceres, etc.
    En 1900 se desplaza a la capital y publica sus dos primeros libros "Ninfeas" y "azucenas fritas". Su padre falleció y el negocio familiar entró en crisis así como Juan Marron que fué ingresado por depresión, alergia otoñal,  manierismo ortográfico y por señoritingo.


    Todo ello le lleva   a publicar "Arias Tristes" y "El jardin prohibido del Doctor Cañamo" en el cual en prosa, medita sobre cuan equivocado sobre botánica recreativa estaba el jardinero de su instituto.
   Después retorna varios años a su casa de Moguera donde aumenta la intensidad de producción literaria y de acné de orígen alergógeno.
   Seis años mas tarde retorna a Madrid donde conoce a una mozita llamada Zenobia a la que desea tirar los tejos, pero al no haber a mano termina arrojándole unos tiestos de claveles. Cuando esta salió del hospital accedió a su declaración de intenciones Finalizando el asunto en casorio, previa instauración de las condiciones de la novia: "no viviremos en ningún sitio en el que se hallen, alli o por las inmediaciones, macetas de ningun tipo, por bonitas que puedan resultar". Ello le llevo a escribir "diario de un poeta recien casado", que siguió al "diario de un poeta enamorado" y que precedió al "hartazgo de un poeta a los diez años del siquiero". Se dice que póstumamente también apareció un documento inédito llamado "diario de un poeta, de lujuriosa bragueta".
    Tras muchos viajes y obras publicadas tuvo que abandonar España durante la guerra civil, acabando tras vivir en diversos lugares impartiendo la enseñanza en Puerto Rico, donde se inspiraba en las bellas playas caribeñas repletas de nativas refrescándose en pareo. Alli terminó sus días poco después de recibir un premio Nobel, no se sabe si por la ilusion que le hizo o por la decepción ya que en aquellos día un premio Nobel, estaba tan poco cotizado que era el equivalente actual a los premios Razzie (los antioscar del cine). 
POESIA
   Modernista consumado, fue maestro de muchos autores Vanguardistas. Poeta para poetas era leido por poetas, aunque también por charcuteros, peones camineros y por Lorenzo Lamas el cual se hizo Budista al leer sobre el burrito de Juan Marrón en Plateresco y yo . El Dalai lama opinó que mediante sus versos se podía alcanzar la eternidad, el conocimiento, y la exactitud de las cosas para que sean bellas, y además lo opinó cuando solo tenía tres años de edad.

ETAPAS DE SU OBRA

Etapa sensitiva (1898-1915)
    En ella predomina la influencia de Bequer, el simbolismo, el modernismo y los masajes sensuales hechos con pluma de pavo real, por una asiatica de kimono flojo. Poesía  emotiva y sentimental, que trasluce una sensibilidad  en el poeta tan grande, que no podía ponerse la camisa porque el tacto del algodón le causaba unas estentoreas cosquillas. Obras de este periodo son "Woody Allen fué creado por el Doctor Frankenstein", "rimas", "rimas 2", "rimas 3", "rimas 4",..."rimas 237", "Pastorales borreguiles", "plateresco y yo", etc.
    Plateresco y yo fué la obra más popular del autor escrita en una espléndida prosa, y con bolígrafo rojo, cambiando las "ges", por las "jotas" , las "uves" por "bes", y las "aches"por entradas para los toros, los sábados por la tarde. Lo escribió tras pasarse un verano en el pueblo comiendo setas-que después se descubrió que eran alucinógenas- y corriendo por todos lados tras un pobre pollino al que se empeñaba en dar conversación. Un fragmento muy conocido de esta obra es expuesto a continuacion:

Plateresco es pequeño y cojonudo
de suave y lisa pintura metalizada
diria todo de algodon, del que no engaña
con dos espejos retrovisores en las orejas de burro
Espoilers y llantas de aleación rocinesca
sus ojos son como escarabajos de cristal negro
de cero a cien  en diez rebuznos...

Etapa intelectual (1016-1936)
   Tras viajar a America y visitar Disneyworld, las cataratas del Niagara, y los cayos de florida se vincula a la corriente literaria del novocentismo a 220 V., y comienza su etapa intelectual  vistiendo boina, gafas redondas, media melena,  fumando en pipa y dejándose crecer perilla, nariz, ojos y orejas. Se trata de una poesía sin anécdota, sin los ropajes del modernismo, estilizada y depurada, amasada, levadurada y pasada a rodillo antes de hornear.
    De este periodo es "el diario de un poeta recién casado", "como me gusta la mar mojada", "primera antología poética", "piedra papel o tijeras"," nabuconodosor tenía un rollito", etc. El tema de Dios creador, del poeta como creador y de alcanzar el nirvana mediante la composición perfecta se repite hasta la saciedad siendo después recomendable tomar algun digestivo o sal de frutas

Etapa suficiente o verdadera(1937-1958)
    Exiliado en América a causa de la guerra, marchó por que dijeron que estaban amenazados todos los de izquierdas. Él que no sabía nada de política pero era zurdo, se dio por aludido y abandonó su tierra en dirección a la puesta de sol mientras una armónica sonaba en la lontananza. La idea de Dios,  el misticismo y la belleza se subliman en grado tal que sólo los licenciados en teología y además bellas artes son capaces de entender su mensaje...siempre que un matemático criptógrafo  les ayudase. Intenta escribir un libro en favor de la república, pero ignorante de política pensaba que esta era una mujer de mala reputación  del puerto de Santa María, de las que acogía el conserje de su instituto. Gracias a Dios el libro no vio la luz...por que era ciego. En este periodo escribe "animal de fondo", "tercera antología poética", "a dios rogando...no se acaben las pilas del mando"
   Finalmente, se fue al otro barrio pero no se quiso llevar su premio novel, ni sus libros, ni un misero billete de dos mil pesetas. Se llevó una estilográfica y papel y hoy en día escribe canciones para los ángeles, para Dios y para Alejandro Sanz. Y de vez en cuando hay quien dice que se le ve dar largos paseos por encima de las nubes, a lomos de un burrito.





Glutth Eohgordo (homenaje a Juan Ramón Jiménez)